El Dr. Yuste participa en la XI Jornada de Confrontación de Casos Clínicos de la SVNRA
7 mayo, 2018
¿Qué debo hacer si sospecho la rotura de una prótesis mamaria?
4 junio, 2018
Show all

Consejos para cuidar las cicatrices tras una cirugía

Una de las preocupaciones más comunes de los pacientes que se someten a una intervención quirúrgica es el aspecto que tendrá la cicatriz tras la cirugía. Si bien, toda herida comporta una cicatriz, existen una serie de consejos que podemos seguir de cara a que las heridas cicatricen lo mejor posible y lleguen a ser menos visibles.

El periodo fundamental durante el cual debemos cuidar la cicatriz es el primer año tras la intervención. Durante dicho periodo se produce la remodelación cicatricial, fase durante la cual cambia la estructura del tejido de la cicatriz y pasa a tener el aspecto definitivo.

 

1.- Mantener la herida limpia y desinfectada:

 

Durante las primeras semanas tras la intervención, hasta que la herida cierre completamente y se retiren los puntos de sutura, es imprescindible mantener una correcta higiene de la herida. Una vez se forma el tapón de fibrina a las 48 horas de la intervención, es recomendable lavar las heridas con agua de forma regular. Posteriormente, se debe secar la herida adecuadamente y aplicar un desinfectante. El uso adicional de apósitos grasos como el Linitul, puede favorecer una adecuada cicatrización.

 

2.- Evitar la exposición al sol:

 

Éste es quizá el consejo más importante de cara a cuidar una cicatriz. Si exponemos una cicatriz inmadura al sol, ésta puede pigmentarse, tomando una tonalidad oscura que puede hacer sea mucho más visible. Debemos proteger las cicatrices del sol durante el primer año. Para ello, podemos recurrir a la oclusión (tapar la cicatriz) o bien usar factores de protección total.

 

3.- Aplicar geles de silicona:

 

Existen en el mercado diversos geles de silicona destinados al tratamiento de las cicatrices. La mayoría de ellos se presentan también en forma de apósito, que facilita su aplicación. Su uso durante la fase de remodelación (una vez la herida está cerrada y se han retirado los puntos), durante los primeros tres meses tras la retirada de los puntos, ha demostrado mejorar la remodelación de la cicatriz.

Algunos ejemplos de dichos geles son Dermatix, Strata-triz o Kelo-cote.

 

4.- Masajes:

 

En determinadas localizaciones, las cicatrices pueden tender a adherirse al lecho quirúrgica. Puede ser recomendable realizar masajes circulares sobre dichas cicatrices en el periodo de remodelación, de tal modo que se prevenga la formación de adherencias.

 

Con unos cuidados adecuados podemos lograr una cicatrización óptima.