¿Cuáles son los beneficios médicos de la cirugía de reducción mamaria?
8 septiembre, 2015
Un paso más hacia la completa curación: Reconstrucción mamaria en la provincia de Huesca
21 marzo, 2016
Show all

El cáncer de piel en Huesca: signos que deben llamarnos la atención

Una vez más abordamos el tema del cáncer de piel para profundizar un poco más en este problema tan común en nuestra región. En esta ocasión nos gustaría aportar una información más útil para el paciente, describiendo aquellos signos típicos que deben hacernos sospechar un cáncer de piel y llevarnos a consultar con un dermatólogo.

Aunque existen muy diversos tipos de cánceres de piel, los tres más comunes son el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma, y es muy recomendable conocer los signos más comunes de su aparición.

Carcinoma basocelular:
El carcinoma basocelular o basalioma es la forma más común de cáncer de piel. Suele comenzar como un nódulo de color rosado y traslúcido o como una mancha rojiza en la piel, mal definida. Dichas lesiones pueden doler o picar.

El carcinoma basocelular en muchas ocasiones suele sangrar, dando lugar a una costra que con el tiempo se cae. Por esta razón, en muchas ocasiones se suele confundir con una herida que no termina de curar, lo que suele retrasar su tratamiento. En general, cualquier herida que no cicatrice en un mes debe llevarnos a consultar con un médico.

Carcinoma espinocelular:
El carcinoma espinocelular o cáncer de células escamosas suele aparecer en los labios, las orejas, el cuero cabelludo o las manos. Suele presentarse como una tumoración costrosa y escamosa que crece rápidamente. Muchas veces puede ulcerarse en su centro y sangrar.
En ocasiones, estos tumores se preceden de de una lesión conocida como queratosis actínica, que se presenta como una mancha blanquecina o rosácea, que se descama.

Melanoma:
El melanoma es uno de los tumores más agresivos que existen y conocer sus signos de alarma es muy importante. Lo que más frecuentemente nos tiene que llamar la atención es la aparición de cambios en un lunar ya existente o la aparición de un lunar nuevo.
Los signos que nos tienen que hacer sospechar que un lunar se trata en realidad de un melanoma se resumen con las siglas ABCDE:

  • Asimetría: Los melanomas suelen ser asimétricos.
  • Bordes: Los melanomas pueden presentar bordes irregulares.
  • Color: La presencia de varios colores en una misma lesión debe hacernos sospechar un melanoma.
  • Diámetro: Un diámetro superior a 6mm debe hacernos sospechar un melanoma.
  • Evolución: El contexto de la lesión debe ser tenido siempre en cuenta, su crecimiento o la aparición de cambios deben llamarnos la atención.

Otros signos que nos deben alertarnos son que un lunar sangre o pique. Ante la más mínima sospecha de un melanoma debemos consultar con un especialista.
Pueden encontrar más información en el siguiente vídeo, en el que el Dr. Yuste habla sobre el cáncer de piel en nuestra región.

 

Aquí tienes una entrevista en RadioHuesca donde hablo del tema.

 

 

 

¿Tiene alguna duda sobre el cáncer de piel?

Pida cita sin compromiso