El Doctor Valentín Yuste puede atenderle en Zaragoza en la Clínica Montpellier
31 octubre, 2016
Cicatrices inestéticas y cicatrices patológicas, ¿Qué tipos existen?
7 noviembre, 2016
Show all

Mi dedo se queda “atrapado”: ¿Qué es el dedo en gatillo?

Existe un problema muy común en los dedos de la mano, que se da sobre todo en mujeres de mediana edad. Es lo que conocemos como dedo en gatillo o dedo en resorte: Una enfermedad en la que el paciente tiene la sensación de que sus dedos se quedan como “atrapados” al intentar extenderlos, liberándose de golpe al forzar la extensión. De aquí deriva su nombre, puesto que el paciente tiene la sensación de que su dedo se libera como un resorte.

 

¿Porqué se produce el dedo en gatillo?

El dedo en gatillo es un conflicto entre los tendones flexores, que se encargan de flexionar el dedo, y sus poleas, las estructuras que actúan como un “túnel” para dirigir dicha flexión. Durante el movimiento, el tendón tiene que atravesar dicha polea de forma constante. Sin embargo, si por diversas razones se produce un conflicto entre el tamaño del tendón y la polea, bien sea porque uno de los dos se fibrosa y vuelve más grueso, el tendón flexor va a comenzar a tener problemas para atravesar la polea. Esto producirá que, en ocasiones, se quede atrapado, teniendo que hacer un esfuerzo adicional en la extensión para que dicho tendón pueda atravesar la polea.

 

¿Cómo se manifiesta este problema?

Como hemos señalado, el dedo en gatillo es más común en mujeres de mediana edad o con antecedentes de enfermedades reumatoides, y sobre todo en el dedo índice. Su aparición es insidiosa, presentándose en sus estadios iniciales como una leve dificultad para la extensión del dedo. Este problema va progresando, apareciendo en ocasiones el “resorte”, en el que el dedo queda enganchado en la polea y el paciente tiene que hacer un esfuerzo para liberarlo. Progresivamente, esta sensación irá presentándose cada vez con mayor frecuencia, hasta que el paciente presente verdaderas dificultades para conseguir la extensión del dedo de forma casi constante.

 

¿Cómo se trata el dedo en gatillo?

En los estadios más iniciales, el problema se puede tratar de forma conservadora. Sin embargo, en la mayoría de pacientes que buscan ayuda médica, el problema está muy evolucionado y se debe tratar de forma quirúrgica. La intervención del dedo en gatillo es una cirugía rápida, que se realiza bajo anestesia local y de forma ambulatoria.

Durante la intervención, se realiza una pequeña incisión en la mano, justo en un pliegue de flexión, que permite el acceso a la polea dañada. A continuación, se abre dicha polea, permitiendo el correcto deslizamiento del tendón. El paciente notará un alivio inmediato de su problema: El dedo podrá extenderse sin queda enganchado.

 

¿Cómo es el postoperatorio del dedo en gatillo?

Aunque la sensación de atrapamiento se resuelve de forma inmediata, es normal que el paciente note inflamación y molestias durante las primeras semanas tras la intervención. Tras la cirugía, el cirujano le colocará un vendaje compresivo para minimizar la inflamación de la mano. Es normal que note algo de dolor, principalmente en la zona donde se hizo la incisión y en la articulación subyacente, pero es fácil de controlar con analgésicos convencionales.

Pese a estas molestias, es importante que comience a mover el dedo lo antes posible. Para minimizar la aparición de rigideces que podrían prolongar el postoperatorio. Aun con todo esto, es una intervención que se tolera muy bien, con unos resultados muy llamativos.

 

Aquí un video donde hablo del tema en una entrevista de RadioHuesca:

 

 

¿Tiene alguna duda sobre el dedo en gatillo?

Pida cita sin compromiso